Emmanuel Darnaud

La historia de Emmanuel Darnaud y el vino comienza en 2001, con 1.50 hectáreas de viñas arrendadas en la denominación Crôzes-Hermitage, al sur de Hermitage, con la visión de hacer Syrah de talla internacional. Los viñedos que Emmanuel trabaja crecerán cada año hasta alcanzar hoy 15 hectáreas.

Desde el principio, Emmanuel concede gran importancia a vinificar cada una de sus parcelas por separado para resaltar todas las sutilezas y expresiones vivas del terroir. Su ideal es encontrar el equilibrio adecuado, prestando especial atención a las características de la añada. El trabajo de los suelos es primordial y los rendimientos por hectárea son limitados. Las uvas se cosechan manualmente y se clasifican en campo. Emmanuel usa raspón en diferentes proporciones, según las necesidades de cada parcela, fermentando principalmente en depósitos de hormigón, aunque también utiliza acero inoxidable y tinos de roble francés. El envejecimiento de sus Syrah tiene lugar en barricas y demi-muids de roble francés, así como en toneles troncocónicos para los cuvées más prestigiosos.

Desde 2010, el proyecto se ha enriquecido con La Dardouille, una parcela excepcional en Saint-Joseph, que significa en dialecto local «la soleada». Este viñedo, de 1,70 hectáreas, la hereda Emmanuel de su suegro, Bernard Faury, productor icónico de Hermitage. Sin duda Emmanuel es un «rising star» del norte del Ródano y sus vinos rebosan carácter varietal, elegancia y mineralidad.

0
Tu orden